Director: Zack Snyder.

Protagonizada por: Emily Browning, Abbie Cornish, Oscar Isaac, Jena Malone, Vanessa Hudgens, Carla Gugino, Jon Hamm, Scott Glenn.

Sucker Punch es una película que juega con una premisa única y sumamente compleja y pretende lograr que la película la entienda y la acepte. Esto es fatal. Casi mortal. El cine actualmente no es aceptado en todas sus facetas y el director, Zack Snyder, no cuenta con una cartera de fanáticos leales que puedan de alguna manera salvar la película. Legiones de fans han salvado la mediocridad de una cultura tan tonta como Twilight, y sin embargo no hay empeño en intentar que las películas sean un poco más efectivas. No hay creatividad. Y es que tampoco puede salvarse mucho. Pero al menos cuando un creador de alguna manera intenta algo se le da el mérito que se merece. Snyder es una joya del cine precisamente por esto; en todo momento va contra el principio mainstream y hace el cine porque cree en él. Cree en el proceso de hacer una película y cubrir todo el ámbito de producción con delicadeza. Claro, no todo es perfecto, y el depender de un estudio te jode con frecuencia. En el caso de Sucker Punch es totalmente obvio que el director fue absorbido por un proceso de edición en el que nunca ha creído, y sin embargo esta vez cae preso en él. Sucker Punch es un resultado. Y a diferencia de muchos, no creo que sea malo. Se ve totalmente masacrado por una edición ridícula y sin embargo su trama fantástica se mantiene intacta por dos cosas: la crudeza sorpresiva de un filme que nunca la promovió y el ritmo alternado que Snyder regala.

La película va sobre una niña que es encerrada en un hospital psiquiátrico después de que su padrastro la acusa de matar a su hermanita (ha sido accidental) en medio de una pelea por defenderse de los abusos sexuales del mismo. Cuando la niña y es amenazada de ser sometida a una lobotomía, crea un mundo paralelo fantástico. Sin límites que su mente pueda fijar, la niña crea una historia tan absurda como puede. Ahora el hospital es un burdel en donde las niñas tienen shows eróticos donde bailan ante una sociedad podrida. A su vez, la niña ha diseñado un plan para escaparse. El plan incluye la adquisición de varios elementos los cuales debe conseguir en compañía y con ayuda de sus compañeras de hospital/burdel. Estos elementos se consiguen en medio de OTRO mundo totalmente paralelo y fantástico en donde se emula desde una historia futurista con robots hasta nazis zombies. ¿Me siguen? Ojala que sí. Contar más sería una tontería y quizás una traición.

Pero para quienes han visto la película saben que existe una realidad que no podemos negar de la película y es que todo gira en torno a una vuelta a la realidad que es inevitable. Snyder ha creado dos películas en una. Un drama crudo y totalmente visceral y una película fantástica. Las dos se compaginan y aunque no se logra la integración completa al final, para mí resulta. Fue demasiado el mostrar los mundos fantásticos pero nada está de más en la película. Si acaso me hubiese gustado ver más del mundo real pero gracias a la terrible edición, nos quedan muchas cosas en duda y aquí la película tiembla.

Punch cuenta con un elenco envidiable. Las niñas trabajan de manera genial y siempre conservan lo sexy del rol (Jaime Chung es una diosa). Deben promover el fetiche y lo logran. Y se nota como ponen su máximo empeño en lograr un papel totalmente explotable y creíble. Snyder es un director que pone a sufrir a sus actores por llevarlos a un extremo de la capacidad física y aquí se nota muchísimo. Esta es una de las virtudes de la película. Al nunca negar nada y siempre dar más. Nunca recibimos suficiente puesto que el rating hizo que las escenas más intensas fueran cortadas. Pero Snyder sabe manejar la situación con sugerencias fuera de pantalla que funcionan.  

Sucker Punch es una película que no necesitaba el toque fantástico excesivo. Y hubiese sido más válida aún sin las escenas de grandes efectos visuales. Pero ahora lo considero un elemento que ayuda a la trama ser aceptada. Pero por favor les pido que antes de descartarla, vean su final. Es esencial ver el verdadero sentido de la película, que es la lucha con los demonios internos para poder triunfar.

Calificación: ***

 

Un trailer

Leave a Reply