Autor: Stephen King.

Una comunidad en E.E.U.U. es encerrada por un domo gigante que les cae del cielo inesperadamente. De esto va Under the Dome. Es un libro cuya trama no es fácil de extender si consideramos que todo es demasiado realista dentro del propio plano que King construye. Obvio que recordaremos la película de los Simpson, pero les aseguro que no ocurre lo mismo. King ha tenido que lidiar con aquellos que le acusan de copiar la trama principal de la película animada. Pero él mismo ha demostrado que la idea la tenía desde hace años. Es un manuscrito que le tomó muchos años retomar. Ha pasado por centenares de títulos pero al final llego a explotar su idea principal y el título simplemente quedó como debía quedar. ¿Qué pasa con una comunidad que tiene toda clase de personajes cuando les cae un domo encima y los termina apartando del mundo, dejándoles sin electricidad, comida eventualmente, y aire? es una pregunta que no es fácil de responder y King se basa en simplemente responderla sin darle un toque personal a la obra. No hay personajes tenebrosos ni hay fantasmas que no sean creados por la paranoia de algunos. Es un libro que describe exactamente lo que pasaría si algún día un domo cae sobre un pueblo. Hasta existe un espíritu periodístico al respecto cuando King al principio del libro, da detalles sobre los sobrevivientes, mapas y otras cosas más. Esto se lo aplaudo porque trata de desligarse un poco de su armonía con lo paranormal y simplemente se siente otro personaje más.

Under the dome incluye personajes que son peligrosos al encerrarlos con otros. Radicales religiosos que no tienen mucho que hacer y sienten que deben guiar hacia el apocalipsis. En esto se basa la trama del libro. La lucha entre la cordura y la locura. Desde todos los aspectos vemos lo peligroso que resulta un cabin fever. No porque nos sintamos limitados, sino porque al quedarnos encerrados y que nadie nos pueda sacar, sabemos que tenemos nuestro propio mundo, ya sea temporalmente o para siempre. Esto produce un caos en el pueblo y las cosas empiezan a salirse de control. King nunca respeta los límites de las autoridades y en todo las muestra como aquellas que tienen el poder y la poca capacidad de razonar. Por supuesto que es imposible pasar por alto el parecido de Bush y Cheney con el villano principal de la novela. A veces pareciera que estamos leyendo un extracto de algún discurso. Las referencias a la cultura actual son interminables y resultan ser demasiado importantes para la trama. Un punto más para el autor que nunca releva la generación a la que pertenece y siempre demuestra que no ha pasado de moda.

Es imposible no prevenir la adaptación a la T.V. de esta obra. Y es que sería demasiado obvio para pasarla por alto como un proyecto de miniserie. Es demasiado abierta a posibilidades. Pero claro, consideremos que las que han sido adaptadas no han resultado. Pero tengo fe de que esta vez las cosas resultarán. Es fácil visualizar los hechos de Under the Dome en pantalla (con excepción de las escenas gráficas), hasta que llegamos al desenlace demasiado literario y poco visual que King siempre da en sus obras. Pareciera que al autor no le gusta que sus trabajos sean editados para poder ser adaptados en pantalla. Esto aunque es criticable, también se le debe apoyar. King nunca deja nada a la imaginación y lamentablemente quien es capaz de adaptar esta obra debe obviar este punto y basarse en hacer un trabajo visual.

Lo más particular al ver el libro Under the Dome es lo grande y pesado que es. Casi 1100 páginas de material EDITADO. Uno sabe con lo que va a lidiar. Es un libro super incómodo de leer por lo pesado que resulta. No hay una posición comoda, pero esto lo relacioné con la experiencia de los personajes de la novela. Tal vez hace que uno se identifique más con la incomodidad que están experimentando. Las primeras páginas resultan muy difíciles de analizar y el libro tarda un poco en tomar ritmo. Pero una vez que le agarramos el gusto se convierte en un cuento ligero que simplemente tiene muchos detalles. Uno simplemente debe meterse en el mundo de King y sentir lo que los personajes pueden hacer sentir. Aunque el desenlace sea bastante fantasioso y demasiado blando y tomado a la ligera, no se puede negar que es una tremenda obra que demuestra una vez más que, King no ha muerto y que es capaz de dejarnos pensando en las posibilidades de que un domo caiga del cielo y nos encierre, dejándonos sin comida, sin electricidad y sin aire, y con la única posibilidad de asesinarnos los unos a los otros buscando sobrevivir.

Leave a Reply