poster-followme

Documental que explora la vida de Yoni Netanyahu, un héroe israelí que salvó la vida de pasajeros en el secuestro del avión de Air France en Uganda. Supuestamente.

Dirigida por: Jonathan Gruber, Ari Daniel Pinchot.

País: Estados Unidos.

Genero: Documental.

Duración: 118 minutos.

Aunque para muchas personas sea difícil de creer, los documentales se escriben también como cualquier película. Los eventos inesperados son comunes pero en general se estructura la película para que incluya ciertos elementos que ayudarán a contar una historia que siempre tiene algo en común: está inspirada en algo que en realidad ocurrió. Los hechos siempre son tangibles, y por más fantástico que parezca todo, la regla es siempre respetar la verdad y nunca manipularla para maximizar a un personaje que se considere un héroe o un monstruo. Esto se cumple casi siempre y el género no ha cambiado mucho al pasar de los años. Y es que no ha hecho falta que se haga un cambio sobre el formato si la historia que se retrata es lo suficientemente interesante como para llegar al público y que el mismo acepte con interés un hecho real que podría (o no) tener atributos extraordinarios.

Pero no siempre el género documental resulta algo interesante. Últimamente hemos debido aceptar la realidad de que cualquier cree que puede hacer una película y todo el mundo intenta hacer un documental. Pero dejemos a un lado lo estereotipos. Siempre soy de los que apoya las nuevas oportunidades a nuevos cineastas para que demuestren que pueden hacer cine. Si se trata de un documental, soy mucho más abierto.

Follow Me: The Yoni Netanyahu Story es un documental sobre un héroe que salvó a muchas personas durante el rescate de un atentado terrorista en Uganda hace muchos años. Así se promocionaba el documental y por esto quise ver cómo el hombre logró hacerlo. Es algo tan fantástico que es casi increíble lo que hizo.

Pero Follow Me: The Yoni Netanyahu Story es una mentira en forma de documental. Me sentí engañado y por eso condené la película lentamente mientras veía que por alguna razón se deja a un lado el tema principal e interesante, y mostrar el desarrollo de un hombre israelí desde su niñez hasta su muerte. Aclaro: el documental nos muestra pantallas de los hechos y rodea la biografía aburrida con una crónica simplista, superficial y casi insultante sobre el heroísmo marcado en las últimas horas de la vida de Yoni Netanyahu.

¿Deberíamos aceptar que la vida de Yoni es más interesante que lo que hizo durante el atentado? ¿Su alma de poeta realmente es tan impactante? ¿Es Yoni mucho más importante que otros judíos que sacrificaron un futuro para luchar por Israel? Son preguntas que no dejo de hacerme y que de verdad no justifico. Follow Me: The Yoni Netanyahu Story es un documental que no es interesante. No funciona como una película (quizás si hubiese hecho como un documental corto o algo hecho para Discovery Channel, hubiese sido mucho más efectivo).

No se si la falta de detalles sobre lo que realmente ocurrió obedece a una orden de ejecutivos o militares israelíes que no quisieron revelar cierta información sobre lo que tuvieron que hacer para infiltrarse en Uganda en ese momento para salvar a las personas. Cualquiera que sea la razón, me parece algo un poco irrespetuoso. Yoni no fue el único héroe en esa misión y aquí se retrata como tal. Pero siempre fue un líder y así se le quiere retratar. No tengo problema con esto. Pero una honorable acción no justifica un documental aburrido. Nunca.

Calificación: *1/2

Un trailer

Leave a Reply