Muerteenbsas

Un insulto al cine. Es el único resumen que puedo sacar.

Dirigida por: Natalia Meta.

Protagonizada por: Demián Bichir, Chino Darín, Mónica Antonópulos, Nehuen Penzotti, Carlos Casella, Hugo Arana, Jorgelina Aruzzi, Emilio Disi, Luisa Kuliok, Fabián Arenillas, Gino Renni, Humberto Tortonese, Martín Wullich.

País: Argentina.

Género: Thriller.

Duración: 91 minutos.

Para hacer una película no existe un proceso establecido. A quienes le vemos la belleza a este tipo de arte nos gusta pensar que cada película sale de una serie de pasos diferentes, como si cada película tuviera su huella dactilar. Hasta podemos imaginar dicho proceso y así justificar la calidad por medio de la hipótesis “Esto lo hicieron porque…”; generalmente el cine independiente goza de esto.

Pero hay películas que representan un enigma en este aspecto. A medida que transcurren, es inevitable girar los ojos y preguntarse: “¿En qué mierda estaban pensando?”. El último super éxito del cine argentino, Muerte en Buenos Aires cae en esta casilla. Peor aún, con un orgullo desagradable.

Todo el que suele leer Cinelipsis, sabe que mis críticas siguen cierto patrón. Con Muerte en Buenos Aires me saldré un poco del estándar. Si a alguien le molesta lo que haré piensen que a Natalia Meta (directora del bodrio), no le importó llevarnos al cine a ver su película. Enumeraré las razones por las cuales la película obtiene la mínima calificación. Hay spoilers (nunca los doy pero el mal gusto que me quedó después de ver la película no me deja seguir reglas del buen gusto). Aquí tienen:

La lista podría ser más larga, pero Muerte en Buenos Aires es una película que no debería merecer más atención de la lógica aunque sea para destruirla. Es una película desagradable, ofensiva, y absolutamente estúpida. Quien la quiera defender y quiera hablar conmigo, deberá tomarse su tiempo para armar un buen argumento y batallar una guerra ya perdida.

Calificación: CERO

Un trailer

2 Responses

  1. Critica IMPECABLE, una película que no debería haberse filmado nunca, y menos usar la maravillosa música de VIRUS para esta bazofia fílmica irritante.

Leave a Reply