Un fin de semana de aventuras en una casa junto al lago, se convierte en una aventura por sobrevivir luego de descubrir que hay tiburones en el lago.

Dirigida por: David R. Ellis.

Protagonizada por: Sara Paxton, Dustin Milligan, Chris Carmack, Katharine McPhee, Joel David Moore, Donal Logue, Joshua Leonard, Chris Zylka, Sinqua Walls, Alyssa Diaz.

País: Estados Unidos.

Genero: Horror.

Duración: 91 minutos.

Cuando Spielberg filmó Jaws en 1977, los problemas en el set fueron perennes. El tiburón no funcionaba, había diferencias con el grupo de actores, el presupuesto se excedió y todo parecía un fracaso. Sin embargo, con talento y visión, Spielberg logró la diferencia con imposición de condiciones en la producción. No había efectos CGI ni un gran equipo de producción, pero el joven director hizo lo que pudo con poco. El resultado de dicho filme es que todavía hay gente que no puede meterse en la playa sin pensar en un monstruo con dientes afilados que puede cortarte por la mitad en segundos. Es el filme de tiburones por excelencia. Cuando se nos presenta un filme como Shark Night 35 años después, no podemos dejar de pensar en lo creativo de aquel director que no contaba con lo que estos tipos tienen. La mediocridad y la baja expectativa hacen que el fracaso sea inminente y aunque los resultados en taquilla sean prometedores, el concepto de cine se ve opacado por una pésima producción y un balance absurdo de atención.

La película va sobre un grupo de chicos que se internan en una isla a hacer una fiesta. Dicha isla está rodeada de tiburones hambrientos. El por qué del que estén ahí es algo que no debo revelar (aunque provoca para que la gente no vea la película) y conforma el giro principal de la película. A pesar de que se pudo haber hecho algo mejor con la posibilidad de redefinición de un villano, lamentablemente no se logra. Una trama resumida en pocas líneas y pocas ganas de escribir sobre un filme que me hizo perder el tiempo.

El problema de una propuesta como Shark Night es que en tiempos como los actuales no promete mucho. No hay expectativas. Excepto por el público común emocionado por OTRA película más en 3D, la realidad es que quienes somos amantes del género la descartamos de una vez. Por esta razón esperé tanto para darle un vistazo al filme. Si bien hay un giro medio interesante, quienes hacen la película (mas no quienes la escriben) no le dan importancia al giro y solo se enfocan en tetas, secuencias musicales estúpidas y un sentido de ignorancia que todavía nos parece increíble para el año 2012. Es difícil considerar Shark Night como un filme innovador porque sencillamente no lo es.

El director es David R. Ellis, quien nos dio la infame The Final Destination como parte olvidable de la saga del escape de la muerte y la consecuente caza de la misma por más víctimas. El director nunca invoca a la calidad y se enfoca en filmar y listo. De hecho, me parece una burla todo el tema del tiburón en CGI. En tiempos actuales y con un seguro presupuesto alto, podrían haber hecho algo mejor. Ni siquiera el 3D es oportunidad para entretener.

Ni se molesten en ver la película. No verán nada. Y aunque la actriz principal esté buena, realmente no hay nada que no hayamos visto en otra película. Es una burla para ustedes que les gusta el horror como género y no como industria. Mejor vean Jaws con sus efectos “malos”, y con una historia increíble. Les aseguro que sentirán más. Pero no puedo prometer nada. En una época en la que una saga de Twilight es más apreciada que otras, me cuesta mucho creer en la cultura cualitativa de una generación.

Calificación: *

Un trailer

Leave a Reply