counselor-poster

Un “consejero” de criminales se mete en un negocio que promete ganancias y destruye su vida.

Dirigida por: Ridley Scott.

Protagonizada por: Michael Fassbender, Javier Bardem, Cameron Diaz, Penélope Cruz, Brad Pitt, Rosie Perez, Richard Cabral, Natalie Dormer, Édgar Ramírez, Bruno Ganz, Rubén Blades, Goran Višnjić, Toby Kebbell, Emma Rigby, John Leguizamo, Dean Norris, Donna Air, Fernando Cayo, Sam Spruell, Carlos Julio Molina.

País: Estados Unidos, Reino Unido.

Género: Thriller.

Duración: 138 minutos.

Con frecuencia se realizan películas poco tradicionales que claramente pertenecen a un género y al mismo tiempo intentan desligarse de lo habitual para poder ser “diferentes”. Lo raro es que esta característica es compartida con la percepción fija de este tipo de filmes: o son odiadas o son amadas. La crítica se divide en dos grupos que consideran factores diferentes que podrían conformar opiniones válidas para lo positivo y lo negativo. Es raro que una muestra pueda tener diferentes percepciones y que la misma se defienda cuando otra persona tiene una opinión tan radicalmente distinta. Pero así es la crítica.

La última película de Ridley Scott, The Counselor, forma parte de esta corriente cinematográfica. Lamentablemente no forma parte del grupo que podría defender.

The Counselor va sobre un hombre que asesora “legalmente” a criminales. Casi lleva una doble vida; en una pasa ratos románticos con su esposa y en la otra aconseja a gente que mata. Pero un día recibe propuesta en la que puede ganar dinero y acepta. Las cosas no salen bien. Quisiera decir que ocurre más en The Counselor, pero la película está repleta de escenas sin sentido. Negociaciones indirectas, amenazas pasivas, un supuesto aporte sexual que no capté, y actores no logrando nada. Esto es lo que compone a The Counselor, una de las peores películas del año.

Lo que más desconcierta de The Counselor es que no puede apartarse de su posición de producción ambiciosa y al mismo tiempo nunca consigue “arrancar”. Parece mentira pero en algún momento durante la película, hasta llegamos a pensar que Scott sólo consideró la importancia de algunas escenas que alguna vez imaginó y las metió acá sin importar el sentido que tenían. Se nota un gran ambiente de desinterés por parte de Scott quien alcanza a hacer una de las peores películas de su carrera (cuidado y es la peor) con un cast de primera categoría, un escritor talentoso, y un productor con una gran carrera. ¿Pero realmente es culpa de Scott lo que ocurre? ¿O es The Counselor una película que simplemente nunca debió hacerse?

Estas líneas escritas siguen una costumbre de crítica que no podemos dejar de explicar. Cualquiera pensaría que Scott tiene la culpa de esta debacle, pero personalmente creo que no es así. Pienso que Cormac McCarthy, en su categoría de escritor, es el verdadero responsable de The Counselor. Con su género misterioso, con su ambición y arrogancia entremezclada y con la necesidad de diseñar a personajes coherentes pero de moral putrefacta, el escritor invierte el objetivo buscado: como espectadores no logramos creer en su supuesto talento para llevar historias como estas al cine. Su primer intento es una desgracia, y con el mismo se lleva a varios talentos hacia lo peor del año en materia de cine.

El filme The Counselor es una experiencia desagradable y no tiene nada que ver con su tema. Es un desastre en cine, una decepción en formato de gran producción y un momento que nos gustaría recuperar para ver otra propuesta que sí valga la pena. Ojalá McCarthy siga escribiendo libros y no guiones. Y ojalá Scott tenga un poco más de conciencia la próxima vez.

Calificación: CERO

Un trailer

One Response

  1. Totalmente de acuerdo,esta película es demasiado elitista para el tipo de negocios en que fue inspirada,el señor scott como que ya va perdiendo la brujula.más bien pareciese una ofensa al mundo criminal.

Leave a Reply