upside-down-poster1

Dos chicos se enamoran. Pero cada uno pertenece a mundos enfrentados con gravedades diferentes.

Dirigida por: Juan Diego Solanas.

Protagonizada por: Jim Sturgess, Kirsten Dunst, Timothy Spall, Blu Mankuma, Jayne Heitmeyer, Nicholas Rose, James Kidnie, Vlasta Vrana.

País: Francia, Canadá.

Género: Ciencia ficción, romance.

Duración: 107 minutos.

Para poder iniciar la crítica de una película como Upside Down creo que es mejor tratar de explicar de qué va: la Tierra tiene dos lados. Uno arriba y otro abajo. Cada uno tiene su gravedad propia. El punto medio es un enigma. Pero dos personas han hecho contacto. Se han enamorado y ambos pertenecen a mundos diferentes. Cuando un accidente les separa, cada uno sigue su rumbo. Pero no todo llega hasta ahí. El chico tiene la oportunidad en el medio en una corporación que busca la trampa y el engaño a esa gravedad. Y ahí encuentra a la chica.

Nada fácil esto.

Desde que escuché sobre la premisa de Upside Down mi interés crecía exponencialmente. Todo el mundo alabó el despliegue visual de la película y su trama sencillamente rara. Pero me tomé mi tiempo para poder verla. Creo que algo muy dentro de mí insistía en que algo así no podía funcionar. Este tipo de condiciones no se pueden llevar tan lejos. Cuando al fin me di la oportunidad de verla, me topé con una película de rasgos inusuales que no termina definiendo mucho. Sólo se enfoca en llevar su principal característica como un escudo indestructible sin tomar en cuenta que toda película supone una narrativa que debe seguir patrones (exceptuando lo surrealista). En Upside Down existen los ingredientes perfectos para una película de ciencia ficción, pero no para una película romántica.

Días después de haber visto Upside Down todavía me costaba encontrar un detalle que pudiese explicar mi inconformidad con la película desde un punto de vista general.

¿Por qué no estaba conforme con una película de género de ciencia ficción con infusiones de romance?

¿Por qué me costó tanto digerir esta mezcla de dos géneros?

Lo siento por aquellos que insistirán en mi supuesto odio por el romance pero no es la realidad. Me encantan las películas románticas de situaciones poco ideales, personajes absurdos y finales poco felices. Me parece que el amor no es tan perfecto como en las comedias románticas. Me parece que es tan perfecto como se nota en las películas de situaciones “imperfectas”. Y es que Upside Down insiste en ser una película romántica cuando es imposible. Simplemente no sentí esa química entre ambos personajes que me hiciera olvidar el aspecto “prioritario” de la película.

Pero subamos unas líneas. Cuando me refería a que las condiciones no podían llevarse tan lejos, no me refería al romanticismo excesivo. Me refería a ese aspecto “prioritario”. La necesidad de colocar la diferencia de gravedad entre ambos mundos como una condición que domina por completo es algo que no se sabe controlar muy bien en un tercer acto desastroso. Al principio funciona pero luego se olvida y se recuerda dependiendo de la conveniencia. Esto se maximiza con un final absolutamente absurdo que no tiene ningún tipo de sentido en el que ambos mundos conviven de alguna manera. Las leyes de la física que fueran tan respetadas en un principio ahora son abatidas porque de alguna manera hay necesidad de que todo encaje, algo imperdonable en un filme de ciencia ficción.

Sé que Upside Down está inundada de originalidad y será alabada por lo mismo, con lo cual estoy de acuerdo. No es algo que puedo negar. Es una película diferente a cualquier otra. ¿Pero eso significa que es buena? La respuesta es un rotundo no.

Calificación: **

Un trailer

Leave a Reply