We-Are-What-We-Are-2013-Movie-Poster

Una familia esconde un secreto terrible y será revelado cuando uno de sus integrantes muere de manera sospechosa. Remake excepcional de la extraordinaria Somos lo que hay.

Dirigida por: Jim Mickle.

Protagonizada por: Bill Sage, Julia Garner, Ambyr Childers, Kelly McGillis, Odeya Rush, Michael Parks, Wyatt Russell, Nick Damici, Jack Gore.

País: Estados Unidos.

Género: Horror.

Duración: 105 minutos.

El horror es un género que se caracteriza por tener infinidades de “sub ramas” que producen sensaciones únicas en el espectador. Es algo extraño pero curioso que podemos estar viendo una película de horror (o terror) y podemos estar riéndonos porque se trata de una oleada de comedia/horror. O también podemos estar viendo una película que parece inocente pero de un momento a otro, nos produce la sensación incómoda que una buena película de horror produce. El uso de imágenes impactantes, sangre en exceso, música ominosa, y el estado de peligro permanente de personajes tontos, es lo que nos lleva al cine a disfrutar de este tipo de cine. Si la propuesta es más profunda o más seria, el uso de estos recursos es mucho más indirecto y a veces no existen. Se depende más del sentimiento de miedo que del shock.

Pero hay algo más allá. Existe ese género que no es horror y que produce la misma sensación que cuando estamos viendo una película de horror. We are what we are es una película de esta onda en la que entran joyas como Se7en, que no son propuestas de horror pero que son tan perturbadoras en fondo y forma que no podemos dejar de catalogarlas como tal. Con esto dicho, no podría decir que We are what we are es una película de horror pero tiene el mismo efecto y funciona como tal. Su carencia del elemento sobrenatural y la dependencia absoluta del supuesto rasgo humano de sus personajes conforma una relación permanente  que permite a We are what we are ser mucho más terrorífica que cualquier otra película de horror.

En la película conocemos a los Parker, una familia que vive casi excluida del pueblo en el que viven. La madre ha fallecido durante una tormenta terrible. Tres niños han quedado sin madre. Dos hermanas y un hermano que deben ahora vivir con el trauma claro del padre que ha perdido a su compañera de vida. Pero dicha familia esconde un secreto (el cual no voy a revelar). Este secreto es investigado por un médico local cuya propia hija ha desaparecido. Decir más sería traicionar a mis lectores.

En We are what we are hay un estado constante de tristeza amplificada por la lluvia que nunca se detiene. Es así como se nos lleva a conocer a una familia cuyas conversaciones son tan misteriosas como las ropas que llevan siempre. El padre que parece un globo lleno de violencia que está a punto de estallar. Y las hijas inundadas de miedo por no saber lo que ocurrirá ahora que no tienen madre y deben “continuar”. Es una película sobre una familia, mas no sobre un crimen. Es obvio que la película incluye la contraparte por motivos de seguir una línea típica, pero nunca llega a importar tanto. Analizar y ver el desarrollo de este grupo familiar (sobre todo durante una cena) es algo simplemente fascinante.

We are what we no es idéntica a la versión original mexicana del año 2010. Es amplificada en estilo y manipulada en historia para poder adaptarla al entorno no necesaria. Ambas son perturbadoras. Ambas son efectivas. Digamos que la historia es tan extraordinaria que no importa el lente que utilicemos para verla, siempre será un viaje sin retorno hacia el extremo monstruoso del ser humano.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Leave a Reply