Una pareja decide buscar una niñera para su bebé recién nacido. El problema es que el bebé no es tan común cómo parece. Y esa niñera no es lo que ellos esperan.

Dirigida por: M. Night Shyamalan, Lisa Brühlmann, Daniel Sackheim, John Dahl, Nimród Antal, Alexis Ostrander.

Protagonizada por: Lauren Ambrose, Nell Tiger Free, Rupert Grint, Toby Kebbell, S.J. Son, Jeffrey Mowery, Erinn Anova, Sarah Biermann, Ronald Melton Braxton, Lyman Chen, Blaise Corrigan, Sugey Cruz-Everts, Gina Destra, Erin DiMarco, John DiRenzo, Hugh Dugan, John Andrew Giordano, Daniel Ison, Sullivan Klauder, Janel Koloski, Tiana Melvina Woods, Lory Molino, Bill Olt, Narci Regina, Kourtney Marie Webster, Phillip James Brannon, Rodney Jones, Justyna Perkowski, Terron Whitsett, Sonya Giddings, Charles W Harris III, Kittson O’Neill.

País: Estados Unidos.

Género: Horror, suspenso, thriller.

Duración: Diez episodios.

Así como el cine ha tenido las variaciones en cuanto a géneros y los formatos adecuados para cada uno, las series se han establecido con suficiente firmeza para que distintos experimentos tengan resultados buenos. Ya están quedando atrás los episodios larguísimos, los cortes comerciales y las noches interminables con maratones de 20 capítulos por temporada. Para un guion corto se requiere inteligencia, y suficiente talento para que la puesta en escena tenga el resultado buscado. Es por esto que en la migración a la televisión, muchos cineastas intentan y les funciona el formato adoptado. ¿Pero un thriller en formato sitcom? Es material para un director osado.

M. Night Shyamalan crea Servant con el apoyo de Apple, en un arriesgado movimiento por plantear la primera serie de género para el servicio de streaming que apenas nació. Y definitivamente es un riesgo que vale la pena. Esta es una serie que pasó desapercibida. Pero les aseguro que la calidad está ahí. En capítulos cortos, inversamente proporcionales a la tensión que generan.

Si hay algo que podemos agradecerle a Shyamalan con Servant es que nunca pierde tiempo. No se trata del formato de episodios cortos, sino de un estilo de guion que prefiere dejar mucho al criterio del espectador que no conoce a esta familia y aún así debe acompañarlos en un conflicto que algo esconde. Shyamalan logra esto con personajes imperfectos pero definitivamente atractivos. Una especie de familia de clase alta que no sabe en el nivel en el que está. Su lucha no apunta a una especie de karma. Apunta a algo mucho más humano, y a algo que no discrimina el estado social. Es algo tan natural como la sangre, el amor, el instinto maternal. Así arranca Servant. Con un Shyamalan segurísimo de la víctima que quiere usar para la serie. Esta familia sufrió la pérdida de su bebé. Las circunstancias son misteriosas. Pero algo han decidido. Para lidiar con la depresión de la madre, el resto ha contratado a un servicio que diseña muñecos hiperrealistas. Y para alimentar la llama de lo extraño deciden buscar una niñera. A su puerta llega una chica ideal. Una que definitivamente tiene el poder de “cambiar” las cosas. Contarles más sería atentar contra el poder  de uno de los pilotos mejor escritos de la historia.

Quizás estoy alabando mucho para ser Shyamalan y poca credibilidad genero con esto. Pero creo que es un director con más fallas que aciertos. Es uno de esos que cuando intenta demasiado suele desbordar todo y se resbala en sus propias incongruencias a la hora de desarrollar a sus personajes. Pero con Servant tiene un dominio absoluto del material. Se le nota presente a lo largo de una serie que sí, depende del twist, pero tampoco se queda calmada esperando la decisión y determinación del espectador. Es una serie que rompe los esquemas con fuerza y nos propone una historia que definitivamente necesita otra temporada más.

Un trailer

Leave a Reply