Director: Akira Kurosawa

Escritores: Akira Kurosawa, Shinobu Hashimoto

Protagonizada por: Toshirö Mifune, Masayuki Mori, Machiko Kyö, Takashi Shimura, Minoru Chiaki, Kichijiro Ueda.

La próxima vez que escuches una historia, y tengas diferentes versiones al respecto a quien le creerás?

No existen palabras para describir lo interesante de la historia de Rashomon. Interesante pero al mismo tiempo, importante. Muchas películas fueron inspiradas por lo grandioso pero simple de Rashomon. Una película que se destaca en su valor técnico, pero en su esencia también.

La historia se presenta como algo bien sencillo, pero que al final resulta ser bastante aterrador y complejo. Tres personas discuten sobre un crimen: un carpintero, un sacerdote y un plebeyo. El crimen se basa en el destino de un samurai que viaja con su esposa por el bosque y su encuentro con un ladrón. Del carpintero surge la primera historia, del sacerdote surgen las versiones del ladrón, la de la esposa del samurai, y la del samurai. Para cada una de las versiones existen puntos de vista diferentes y obviamente todas terminan diferente. Al final el carpintero relata nuevamente su versión, la que no contó en la corte, y notablemente la más aterradora.

Cada una de las historias es contada en flashback. La esposa y el ladrón fueron presenciales en la corte y una vidente se comunica con el espíritu del samurai que ha sido asesinada, y éste relata a través de ella. El sacerdote siendo testigo en el juicio, puede recolectar todo esto, y comparar con la versión no oficial del carpintero.

Un verdadero enredo no? Lo es. Pero es algo de lo que uno ni se da cuenta. Con los ojos pegados en la pantalla, vem0s como Rashomon se apodera del instinto de cada uno, haciéndonos llorar deseseperados por la búsqueda de la verdad en alguna de las historias. Al final, sin saber cual es verdadera, nos quedamos con un mensaje poco esperanzado de moral, y al que le damos la espalda, pensando en un futuro incierto para el carpintero y sacerdote. A los minutos nos damos cuenta de la probabilidad de que la verdadera historia no ha sido contada pero el escape moral de cada uno (el carpintero adopta a un bebé abandonado y el sacerdote simplemente cuenta la verdad), opaca esta verdad hasta cierto punto.

El filme juega en una fina línea entre ser un filme de suspenso psicológico de autor y un thriller de los años 1950. En realidad la intención de Kurosawa no era ninguna de estas. El filme es técnico de principio a fin y sin embargo lo olvidamos. El simbolismo está demasiado presente en la película como para negarlo. Entiendo que sea un filme influyente pero lo veo más por su capacidad para manejar algo tan complejo como las versiones de diferentes personas. Inclusive hay muchos quienes al final con el bebé como un Deus Ex Machina, pero por qué? Es que acaso nadie ve como el bebé presenta un amuleto parecido al del samurai? El hecho es que nadie puede realmente presentar una versión como válida. Lo importante es lo moral de la historia y como cada quien debe ser redimido por subjetividad y absoluto egoísmo de su versión. Una chica violada siempre es algo considerado horrible y es algo que se considera común en todas las historias, y sin embargo la consecuencia de lo mismo es diferente. Buscan perdón y no lo encuentran. El único que gana es aquel que logra ser perdonado. Y quien es? En mi opinión nadie.

Kurosawa es un cuenta cuentos con mucha creatividad. Es algo que no se debe obviar. Desde haber hecho la película que inspiró a Star Wars (La Fortaleza Perdida) hasta inspirar a los vaqueros (Siete Samurai), no es un director que da relevo. Es un director que hizo y deshizo con lo que pudo, y el resultado es un legado de emociones ligadas con técnicas. Inclusive de esta película sale el efecto Rashomon, aquel que explica como un evento puede ser percibido de maneras diferentes porque cada quien ve lo que quiere ver.

Rashomon cuenta con escenas claves para el cine de suspenso y horror y no es una película que pertenezca a ese género. Sin duda alguna, la escena de la vidente, es una absoluta pesadilla y está filmada para dar miedo. Junto al sueño de Los Olvidados de Buñuel, se conforman como escenas inspiradoras de CREEP OUT MOMENTS (aquellos momentos tan aterradores que te ponen la piel de gallina y te sacan lágrimas). Kurosawa maneja la cámara como un maestro y nos regala semejante historia (merecedora de un Oscar honorífico que se le da a personas, pero esta vez se le dio a la película) que nos deja mucho que pensar antes de creer y tener esperanzas.  El amor, la lealtad y la moral son factores claves en Rashomon por la sencilla razón de que no se admiten, sino que se usan para mentir.

Una verdadera joya del cine, esencial para todo aquel que quiera estudiar técnica cinematográfica y también para aquellos que confían demasiado en el mundo entero. Rashomon es una puerta a la verdad de cada quien, un umbral de emociones que nadie quiere sentir y que sin embargo, por ser seres egoístas por naturaleza, nos inclinamos a cualquier punto de vista que simplemente nos haga escapar de un crudo castigo y justicia. La justicia que es ciega pero que puede encerrarte de por vida en la carcel del cinismo.

2 Responses

Leave a Reply