Dirigida por: Marcos Efron.

Protagonizada por: Amber Heard, Odette Yustman, Karl Urban, Michel Noher, Cesar Vianco, Adriana Barraza, Gia Mantegna.

And soon the darkness empieza con la misma premisa que muchas películas han usado para explotar nuestros sentidos: Norteamericanos en países extranjeros que se meten en problemas por imprudencia o por creer que la seguridad es la misma que en su país. Ya es una fórmula que en todos casos suele funcionar pero depende mucho de los actores que puedan prestar credibilidad o de una historia lo suficientemente interesante como para hacernos entrar a la historia. En este caso, la locación pretende ser lo más llamativo, y lo más increíble es que termina siendo lo más interesante de la película. Villa Lago Epecuen en Argentina es la locación perfecta para filmar una película de terror sobrenatural, la secuela a The Hills Have Eyes, o Wrong Turn 10. Pero para Darkness simplemente no trabaja ni aporta nada a la historia. Pudo haber sido filmado en cualquier otro lado y el resultado hubiese sido el mismo. Estamos tan hipnotizados por lo extraño del sitio que nunca seguimos el patrón de la historia blanda y totalmente inocente.

La película va sobre dos chicas que estan de tour de bicicletas en Argentina. Han decidido abandonar al grupo y emprender el viaje ellas dos solass (conveniente). Cuando llegan a un pueblo todo apunta a que las cosas van a salir mal. Los chicos las acosan. Ellas se defienden. El misterio aparece. Una es medio perra. La otra es medio recatada. Al otro día, las cosas se ponen peores cuando una de las chicas desaparece. La otra la empieza a buscar. Hay elementos sospechosos. Bla, bla, bla. ¿Para qué revelar más? El problema de historias como estas es que son excesivamente irreales. Las chicas ven películas. Ellas saben que puede pasar. Pueden aprender. Pero nada. Están tan enfocadas en su pésima actuación que siempre estamos a la deriva en cuanto a la dirección que puede tomar la trama.

El factor que destruye la producción radica en su propia convicción de que es interesante cuando no lo es. No existe una razón obvia para todo lo que pasa, y al revelarla resulta ser demasiado débil. No hay un twist que nos pueda dar un encuentro cercano con un tipo de cine diferente. Solo hay elementos técnicos visuales (la locación) que nos distraen. El guión nos hace volver a la realidad por lo absurdo (no hay policias en pueblitos que hablen inglés, y si los hay y los escuchas, pues corre porque lo más seguro es que sean villanos en cualquier historia), y al introducir elementos familiares que pueden servir de protección a las chicas, el resultado es innecesario. Es un recurso en el que se meten jugadores que no aportan nada y simplemente sirven para rellenar los 90 minutos estúpidos de película. Pero lo peor de esto es que las actuaciones rayan en lo ridículo. Heard no convence en ningún momento (give us some porn girl), Yustman se debería retirar y hacer películas eróticas. Urban no pertenece aquí. Los villanos son tan unidimensionales que lo que dan es risa. Prefería haberles escuchado hablar en su lengua natal y el desastre no hubiese sido tan notorio.

Cuando eres un director debutante como Efron, no quieres jugar con un género. Si decides hacerlo la premisa debe ser llamativa y no regular. Debe ser algo nunca antes hecho. Y no debes apoyarte en un país y las costumbres de sus habitantes para intrigarnos. En este caso, el camino es el que no se debe tomar nunca.

Calificación: *

Un trailer

5 Responses

  1. Acabo de verla… es tan mala que da vergüenza!. Además del policía de pueblito chiquito que habla inglés (ni los policías de la capital hablan inglés!), los carteles mal escritos (en el hotel “cuevas adinas” en vez de andinas), folletos en inglés de un pueblo minúsculo (?!), el bar en medio de la nada con carteles de neón con palabras como “drinks” o “toilette” (!!!), y demás elementos ridículos… el problema general de la película es que el argumento es malo y los actores peores.
    Y encima pinta un país que no existe. Tiene paisajes del norte, y hablan de estar cerca de la frontera con Paraguay, pero Villa del Lago Epecuén queda en la provincia de Buenos Aires, muy lejos de la frontera con Paraguay (aprox 2.000 km). Además, es completamente irrealista: para qué secuestrar turistas de estados unidos si podrían secuestrar chicas locales? (que de hecho, sucede). Se me ocurren muchas cosas más que están fuera de lugar…
    Algo gracioso: el tipo que hace de policía se me hace muy parecido a Phil Dunphy (Ty Burrell) de la serie Modern Family. XD

    1. El tipo que hace de policia es un actor argentino, el mismo actor que hace de Pablo Milazo en la serie Simuladores

  2. yo la encuentro buena! habla del hecho de que cada vez secuestra mas muejeres y las violan
    esta mas enfocada en eso la pelicula

Leave a Reply