Dirigida por: Henry Joost, Ariel Schulman.

Catfish es presentado como un documental que analiza la vida de un neoyorquino que desarrolla una relación por Internet con una familia al otro lado de U.S.A. Por más que sea es difícil creer todo el cuento de que no es algo ficticio. Pero lo grandioso del filme es que  no deja que su formato sea más importante que la verdadera historia a contar. Y sin embargo, todo el sentido vouyerista está presente en la película pero hecho con profesionalismo diversificado por la actitud inmadura de quienes vemos. Sabemos que es posible que sea todo un juego pero nos perturba el hecho de que puede ser verdad que no sea algo tan sencillo. Nuestra mentalidad sana está en riesgo diario por la cantidad de información que revelamos y que otras personas revelan sobre nosotros, y esto está perfectamente demostrado por la complejidad que Catfish muestra en su desenlace. Empieza todo como una película de terror y al final se convierte en el estudio profundo de personas que pueden llegar a hacer cosas horribles para solo aparentar y ser aceptados.

El documental empieza con Nev Schulman, un fotógrafo célebre de New York, recibiendo un dibujo de Abby Pierce, una niña prodigio que vive en un pueblo pequeño en Michigan. Rápidamente, Nev se da cuenta del talento de la niña y empieza a desarrollar una relación muy profesional con Abby. Se comunican por Facebook y al mismo tiempo, Nev conoce vía Internet, a la madre de Abby, su hermana, sus hermanos, padre, etc. Todo el combo familiar. Fotos van y fotos vienen. Nev se enamora perdidamente de la hermana de Abby, Megan, de quien solo ha visto fotos y ha hablado por teléfono. Hasta MP3 empieza a mandarle Megan. Ella supuestamente cantando. Pero Nev indaga por Internet, y descubre que las grabaciones son de videos de youtube de otras personas cantando. Sin embargo, al confrontar a Megan, esta insiste en su autenticidad. Nev decide hacerle caso a su hermano, quien le ha insistido en que debe seguir la relación en pro del documental, y deciden viajar a confrontar a la realidad de la familia de Abby. Cuando llegan, descubren que no todo parece ser lo que es. Los resultados de este encuentro están detallados pero por el bien de sus mismas expectativas no puedo revelar nada. Simplemente les digo que por el bien de ustedes y sus descendientes, quienes tendrán acceso a Internet, deben ver el documental. Es crucial para tomar decisiones.

La película no parece documental. De hecho no está editada como tal. Sin embargo, por la cantidad de información que podemos analizar, lo debo considerar para situarlo en el formato. Si bien, no parece cierto todo esto, es mucho más “real” que cualquier otro filme que podemos ver y que pretende estar basado en algo real. La cámara llega a donde debe llegar y confronta a las situaciones con increíble detalle. Pero también se debe considerar todo el aspecto “found footage” que podemos casi tocar en la película. Cuando el director le pide a su hermano que detalle los mensajes de texto que ha intercambiado con Megan nos damos cuenta de lo cercano a la realidad del asunto; más de uno dirá que esto le ha ocurrido y que han asumido la misma posición. No es deprimente el ver a los hermanos burlarse de toda la situación. Genera expectativas, y al final nos damos cuenta de quien ha sido el más afectado. OJO, entiendo que todos pensarán que la familia está conformada por asesinos en serie. Pero no es así. Es mucho más perturbador lo que llegarán a ver. La última media hora de la película es una de las mejores filmaciones que he visto en mi vida.

Catfish es una película que todos deberían ver. Precisamente porque somos como Nev y siempre nos da curiosidad ver que se puede desarrollar cuando aparentemente conocemos a nuestra alma gemela por Internet. Hay infinitas posibilidades. Pero después de Catfish, que te dejará marcado aunque lo admitas o no, aseguro que lo pensarás otra vez antes de revelar demasiada información y de soltar las riendas de una relación obsesiva y peligrosa.

Una de las mejores películas del año sin duda alguna.

Calificación: ****

 

Un trailer

2 Responses

  1. Muy buena reseña! Yo dí con esta película de casualidad, esos días que uno ni sabe qué quiere ver y la verdad que no me arrepiento. Para algunos sonará exagerado pero realmente todos deberían verla porque todos pensamos siempre en los riesgos de las redes pero sinceramente hasta que no te lo plantan así, con una historia tan bien armada, no caes realmente en la cuenta.

Leave a Reply