Director: Tony Goldwyn

Protagonizada por: Hillary Swank, Sam Rockwell, Melissa Leo, Minnie Driver, Juliette Lewis, Peter Gallagher.

Lo importante de un buen reparto es que modelan la película en base a personajes y no a figuras públicas. Un buen actor no es aquel que hace una copia fiel de un personaje de la vida real. Es aquel que interpreta con poder a un personaje y nos hace apreciar un acto en dos dimensiones (en algunos casos tres) que nos conmueve y nos transporta.

Conviction corre solamente en base a un ensamble de buenos actores. Lo interesante es cómo se logra hacer una buena película utilizando un tema que ya es frecuente en Hollywood y que aunque sea álgido sigue siendo una tema basado en hechos reales y por lo tanto no es manipulable a twists o técnicas similares. De hecho es una película que juega mucho con el espectador sin querer y solamente basada en un guión muy bien escrito.

La película va sobre el caso del arresto de Kenneth Waters. Muy célebre porque terminó siendo una acusación por homicidio solamente basada en el capricho de una oficial de policia. Su hermana quien claramente lo adora, estudia leyes para lograr que su hermano sea rejuzgado y así demostrar su inocencia. Para quienes no saben la historia real no puedo revelar mucho porque la película se inclina mucho hacia el sentimiento de su hermana y el fervor que se demuestra al luchar tanto. Waters era un hombre sin esperanzas y así lo interpreta Rockwell. Un actor versátil y de mucha capacidad camaleónica cuando se lo propone. La idea no es revelar el final inesperado sino el poder apoyar la crítica en una historia bien contada. En realidad esto es lo grandioso de un filme tan sencillo pero tan lleno de sustancia.

Swank es la mejor actriz de una generación desconocida. Es una actriz que no hace muchos filmes pero los pocos que hace contienen personajes diseñados a su manera. En el caso de Conviction no fue así. Al menos al principio no identificamos a la actriz con el personaje. Pero una vez que se desarrolla la trama nos olvidamos de Swank y nos centramos en Waters.

Vale la pena verla. Y para aquellos que dicen no sentir nada de conmoción con estas películas les recomiendo un maratón de Conviction y Dead Man Walking.

Calificación: ***

 

Un trailer

2 Responses

  1. Muy buen review hermano te felicito, yo la vi y me gustó mucho también un poco meláncolica pero bueno, creo que el amor que sienta esa hermana es real, yo te adoro a ti y ojalá nunca estés en una situación asi, pero mi vida te daria. love u a lot

Leave a Reply