Director: Norman Jewison

Protagonizada por: Cher, Olympia Dukakis, Nicolas Cage, Vincent Gardenia, Danny Aiello.

Moonstruck es un clásico desde el primer momento que nos presenta unos créditos al ritmo de Dean Martin cantando That’s Amore. Nos envuelve en una atmósfera romántica de fantasía que pocas veces podemos experimentar como seres humanos y que para eso tenemos al cine como recurso principal. Desde amores frustrados hasta una infidelidad tan obvia que lo que da es risa, la película demuestra la cura  perenne de un amor que pertenece a un solo sitio y que solamente debe ser demostrado si se siente en realidad. Tal como su personaje principal, el engañarse a uno mismo no resulta y siempre debemos seguir al corazón.

Moonstruck fue dirigida por Norman Jewison. Un director de películas románticas que siempre sabe como utilizar la cámara para crear una atmósfera que hace voltear a cada uno de nosotros y admirar lo profundo que es el verdadero amor y la atracción por la emoción. Pero lo importante de Moonstruck es el ensamble de personajes que no niegan una naturaleza fantasiosa y que sin embargo nos hacen creer en la verdadera pasión. Es como la escena en la que Cher está con Nicolas Cage en su apartamento y ella le cachetea para que deje de soñar y segundos después él la carga teatralmente a lo que será la traición de un amor por conveniencia y aburrido.

Moonstruck va sobre la chica que no consigue el verdadero amor por creer que está hechizada por la mala suerte. Luego de conocer a un hombre simple ella decide casarse bajo circunstancias convencionales (demasiado). Sus padres le apoyan mientras ella esté feliz pero sin creer en un amor posible. Ellos no son felices bajo las circunstancias de un matrimonio bajo fundamentos de sociedad. Son felices porque les toca escapar en un hechizo de luna. Cuando a la chica le toca conocer al hermano de su prometido (quien se ha ido a Italia a cuidar de su moribunda madre), ella se enamora perdidamente. Suelta las riendas y se convierte en una hechizada por la luz de la luna en una noche. Los personajes que la rodean son también llevados a este camino poco creíble.

Pero esto es malo? a mi parecer no. Si la película no corre bajo circunstancias habituales, no hay nada malo si realmente nos situamos al lado de los personajes para soñar con el amor que siempre estará ahí para ti. Y el que no estará pues se deja ir. Pero lo importante es creer. Creer que siempre hay alguien hecho para uno y que en algún momento, la luna los ilumina a los dos al mismo tiempo, siendo un espejo que siempre te responderá que amor hay, y solo debes buscarlo.

Punto negativo: es demasiado larga.

Kudos a Dukakis, por ser un verdadero show!

Calificación: ***

 

Un trailer (disculpen la mala calidad)

Leave a Reply