Director: Park Chan-wook.

Protagonizada por: Song Kang-ho, Shin Ha-kyun, Bae Donna, Lim Ji-eun.

Vengeance es una película excepcional bajo sus propios estándares. Chan-wook es una muestra clara de que el cine asiático tiene mucho que demostrar. Los actores ya emblemáticos en su obra se hacen presentes en varias dimensiones del filme poco ambicioso que es Vengeance. Si tan solo no formara parte de la trilogía este review fuera de 4 estrellas o inclusive un Great Movie. Lamentablemente, es imposible dejar de compararla con Old Boy. Y es aquí donde pierde un poco de prestigio. Pero no del todo. Vengeance es un filme pequeño, transparente, personal y totalmente profundo en el que las emociones se estudian con una lupa de poco aumento y al final nos topamos con un resultado un tanto sencillo. Sin embargo, si lo consideramos un experimento entonces no veo por qué el filme no pueda tener el elogio que se merece.

Vengeance va sobre un chico sordo que tiene una hermana que necesita un transplante de riñón. Al mismo tiempo, el chico tiene una novia anarquista, revolucionaria y absolutamente fascinante. Juntos planean secuestrar a la hija de un ejecutivo con el objetivo de recoger el dinero para conseguir un órgano para el transplante. Hay hechos que conllevan a esta búsqueda desesperada del dinero pero no los contaré. Cuando al fin logran tomar a la niña, las cosas simplemente no salen bien. Pero Vengeance no es un filme detectivesco ni policíaco. Al contrario, los policías son totalmente secundarios en la búsqueda de justicia y el filme lo amerita. La justicia y la búsqueda de la misma queda por parte de la persona a quien más le pega el secuestro y las muertes que están relacionadas. El padre de la niña y el mismo chico sordo. Como una tragedia típica de un teatro, el filme se mueve con sutileza en un entorno oscuro y lluvioso en donde no existe ningún tipo de optimismo y los resultados son subjetivos y casi modelados por la intensidad mental de nuestros personajes.

La visión de Chan-wook de la vendetta personal de nuestros personajes es modelada por escenas que no tienen diálogo y son totalmente visuales. Los espectros de los sentimientos se hacen visibles en cada plano de la película. Para esto el director utiliza planos cercanos en exceso y nos muestra la bondad en negativo de los malignos protagonistas. Característico del cine asiático es la expresión excesiva de los personajes y en el caso del sordo funciona en algunos casos pero en otros no. Con una contraparte femenina que vive por los excesos es poco creible que estén juntos y sin embargo los aceptamos. Al fin y al cabo, son totalmente dibujados en otro plano literario por lo que poco nos damos cuenta de si podrían estar juntos o no.

Vengeance es una película fuerte. Super violenta y apropiada para un público específico. El director no esconde nada y todo lo muestra. Desde una escena de sexo difícil de creer hasta un asesinato artístico en un río. Pero lo admirable es que todo parece ser un estudio del sentimiento de venganza y justificamos la violencia. No se convierte en una película de tortura como I spit on your grave. Se convierte en un espectáculo personal de violencia justificada y lo imposible de perdonar a un hombre bueno porque simplemente hay que asesinarle por formar parte de la sociedad que tanto daño te ha hecho.

Vengeance es la primera parte de la trilogía y sin duda alguna su alcance es el que vemos. Al compararla con Old Boy es imposible criticarla y volverla trizas. Pero éticamente no debo comparar filmes para destrozar uno de ellos. Sin embargo, le doy un mensaje al creador de I spit on your grave: ve el trabajo de Park Chan-wook y aprende.

Calificación: ***

 

Un trailer

Leave a Reply