Director: David O. Russell

Protagonizada por: Mark Wahlberg, Christian Bale, Melissa Leo, Amy Adams

Una gran muestra de humanidad es siempre apreciada. Aunque sea en formato Hollywood y en una línea bastante regular que no tiene muchos saltos que no sean peleas de boxeo estándares. Lo interesante de The Fighter es la capacidad que tiene para jugar entre dos ámbitos: el humano y el típico de Hollywood. El final se inclina más a lo Hollywood pero afortunadamente no es un filme sobre una pelea final, sino sobre la constancia de un personaje.

Va sobre la historia de Mickey Ward quien se convertiría en una leyenda luego de revivir una carrera opacada por la personalidad del fracasado Dicky Ward, su hermano quien lo entrenaba. Aunado a esto, el managing de su mamá quien sobreponía los intereses del revivido Mickey por la leyenda de Dicky quien parece que lo único que hizo fue ganarle a Sugar Ray Leonard en algún momento.

Los personajes de Dicky y la madre de Mickey, son interpretados por Christian Bale y Melissa Leo respectivamente. Geniales. No se les puede llamar de otra manera. La transformación física de ambos es admirable pero la manera en la que poseen sus personajes es verdaderamente impactante. Tanto así que opacan la interpretación honesta y simple de Wahlberg. Pero es básicamente la razón de ser de la película. Es una familia disfuncional que niega todo tipo de claridad para Mickey. Solo hasta que aparece la chica que lo enamora y lo posee. Amy Adams en un rol que se nota que solo pudo haber sido interpretado por ella.

La joya que conforma la historia está pulida por sus personajes. Al final suponemos que un error en producción y el apuro de una edición desenfocan la intención de la película y le dan el momento glorioso a Wahlberg. Llegamos al punto Hollywood de la película. Y ciertamente se cae. Una conclusión en falso nos da las últimas palabras de Dicky en el filme. Pero no tiene valor, logrando que la película pierda un puntaje perfecto.

OJO, si quieren ver una transformación física de Bale, vean El Maquinista. Eso si es trabajar.

Kudos a Leo, por pretender menos de lo que quería y lograr más de lo que podía.

Calificación: 3/4

Un trailer

2 Responses

  1. A mi esta película me encantó, realmente es una muy buena película desde todos los áspecto, incluso el deportivo de las artes marciales, cosa que hoy en día es muy díficil. Sin embargo no coincido contigo en el final, ami me gusto bastante y para mi no pudó ahber sido de otra mejor manera.

    Saludos 😉

Leave a Reply