Director: Woody Allen.

Protagonizada por: Anthony Hopkins, Freida Pinto, Joshn Brolin, Naomi Watts, Antonio Banderas, Gemma Jones, Lucy Punch, Pauline Collins.

Woody Allen es uno de los directores más prolíficos en la actualidad. Pareciera que nunca se le agotan las ideas y por más genial que esto suene, es también una realidad que a todo el mundo se le acaba la magia en algún momento. A veces simplemente un director de cine debe detenerse y pensar en su próximo proyecto con mucha objetividad. No se trata de sacar películas a granel como si el mundo se fuera a acabar mañana. Más si todas tus últimas películas van sobre el mismo tema que siempre has tratado. La fidelidad, la infidelidad, el amor, el amor frustrado y la injusticia que estos cuatro factores pretenden. Pero también se debe tomar en cuenta algo. Woody Allen es el director que más sabe reflejar esto en pantalla sin lograr un sabor agrio todo el tiempo. Lo trata todo con tanta fantasía y es todo tan actuado que cualquier película se convierte en una experiencia saludable. En el caso de You will meet a tall dark stranger, el objetivo era claro y sencillo y el resultado termina siendo lo mismo: otra película más de Allen.

La película va sobre una señora cuyo esposo la ha abandonado por alguien más joven en medio de una crisis de mediana edad; una actriz de películas de bajo presupuesto que parece más una bailarina exótica que una actriz. La hija de ambos viejos está casada con un hombre fracasado quien se le nota no es feliz con su matrimonio. La señora en medio de la desesperación visita a una vidente quien le describe su futuro de manera absurda y optimista. Pero como toda persona a quien esto le ocurre, es totalmente manipulable y todo lo cree. Hasta llega a decirle a su hija que su esposo es un fracasado y todo porque la vidente (notablemente farsante) se lo dice. El esposo de su hija a su vez empieza a ver a una chica que vive en el edificio frente al suyo, y termina por enamorarse de la misma; todo mientras su esposa, se enamora de su jefe. Contar más sería un crimen, pero les aseguro que podrán prever como todo terminará.

Es una trama que suena enredada pero no lo es. Allen se encarga de construir el guión de manera fresca y así es como la película cae. Es fácil de digerir. Esta es la virtud de la película pero también resulta ser un daño. La trama es tan absurda que no terminamos de creer nada y al final Allen recurre a un recurso de giro excelente que se convierte en la clave para nuestro disfrute. Pero no aporta nada a la historia. Esto tergiversa el matiz semi romántico del filme y nos hace olvidarnos de cómo empezó y por quien empezó todo.

Stranger es un análisis demasiado ficticio de las relaciones humanas y de cómo nos modelan la vida en todo momento. Vivimos para el amor y esto Allen lo sabe. Lo usa. Pero esta vez esperábamos algo más. Con un casting tan increíble como éste, esperábamos que la película fuera algo más que eso. Pero no. Termina siendo una película más del montón de películas que Allen puede hacer. Sin embargo el mérito no se lo puedo negar. Allen sabe demostrar lo que nos da vergüenza y lo hace de manera jovial y tan sarcástica que siempre será un placer ver cuan a la ligera el director suele tomarse cosas como la traición en el amor.

Kudos a Brolin y a Jones. Son unas verdaderas joyas.

Calificación: ***

 

Un trailer

Leave a Reply