Crítica cine: Chillerama (2011)

Una antología de cuentos de horror que hacen homenaje al cine B. Un espectacular despliegue de creatividad hecho de la manera odiada.