Crítica cine: Peacock (2010)

Un hombre con doble personalidad debe lidiar con un pueblo que parece sospechar de que él nunca es quien aparenta ser. O creo que es así. No lo se.