Crítica cine: Stay Tuned (1992)

El líder de la familia Knable sufre una adicción enfermiza a la televisión, pero una nueva oferta en el servicio lo llevará a mundos desconocidos y peligrosos.