Crítica cine: Submarine (2010)

Un adolescente con una crisis existencial bastante extraña tiene diversos objetivos como perder la virginidad, y tratar de que sus padres sean felices estando juntos.